Etiquetes

dimecres, 9 de juny de 2010

PARIS ROUBAIX, LA CRÓNICA DE RAFA CRUZ

(Foto: Carles Soler)

El domingo 6 de Junio nos levantamos a las 4 de la mañana, nos vestimos y bajamos a la recepción del hotel donde habíamos quedado los siete compañeros para coger la furgoneta y dirigirnos a la salida, Cambronne que esta situada a unos 80 kms de París, conduce Libertad ( mujer de Jordi Cano ) llegamos a la salida a las 5,15 horas, descargamos las bicis, desayunamos unos zumos y unas pastas y nos dirigimos a sellar el control de salida. Salimos todos juntos a buen ritmo y se va haciendo el grupo cada vez más grande, Carles Soler y yo decidimos descolgarnos ya que el ritmo es demasiado rápido para nosotros, el terreno no es llano hay toboganes y la gente cuando llega la subida aprieta. Llegamos a Bohain donde esta situado el primer control, paramos y comemos algo ya que llevamos 82 kms, salimos y siguen los toboganes, km 100 pavé de Troisvilles, cuando entro el cambio es brutal la bici se va para todos lados los oídos me zumban y me tiembla todo el cuerpo, cuando se acaban los 2200 metros de pavé pienso que no voy a poder acabarla, 4 tramos más de pavé y llegamos a Solesmes, segundo control, sellamos, comemos un poco y continuamos, el cielo esta negro, parece que ya tengo los tramos de pavé más controlados, empieza a llover y pasando el tramo de Vertain comienza la tormenta, truenos rayos y agua a cantaros ( nunca me había caído tanta agua encima ), el único muro de pavé que hay esta empapado, pienso que no voy a poder subirlo, adoquines mojados y barro pero consigo pasarlo sin poner pie a tierra. Llegamos al tercer control Arenberg, sellamos y salimos en busca del famoso tramo, el bosque de Arenberg, nada que ver con los otros tramos, los adoquines están puestos de cualquier manera y entre ellos barro y musgo, 2400 metros de pavé, me empiezan a doler los antebrazos. Van pasando los tramos y el dolor cada vez es mayor y además con el inconveniente de que las escapatorias de los tramos debido a la lluvia estan embarrados y tenemos que pasarlos por el pavé. Llegamos a otro punto complicado Mons en Pevele, tramo de 3000 metros duro y embarrado, en la mitad del tramo el terreno esta completamente embarrado y tengo que parar a quitar el barro del puente delantero que me frena la rueda y no consigo avanzar,.4 tramos mas y llegamos a Cysoin último control, nos quedan 27 kms de los cuales 8 son de pavé, el dolor de antebrazos es casi insoportable. Llegamos al Carrefour de lÁrbre que enlazado con el Pavé de la Justice son 3.920 metros de sufrimiento. Después de este tramo 15 kms para llegar a Roubaix, ya el dolor va desapareciendo y a la entrada al velodromo desaparecen todos los males. Reencuentro con los compañeros, todos hemos acabado enteros salvo algún percance sin importancia y ya de vuelta al hotel comentamos la marcha.


Para mí ha sido la marcha mas dura que he hecho, el pavé es mas duro de lo que yo creía pero ha sido una experiencia fantástica, creo que todos tendríamos que hacerla.


Rafael Cruz